Errores quirúrgicos

Cuando los pacientes son remitidos a cirujanos para cirugías menores y mayores, colocan sus vidas en las manos de un equipo médico hábil. Desafortunadamente, los errores quirúrgicos suceden todos los días. Si bien los médicos, el personal de enfermería del quirófano y los anestesiólogos están entrenados para seguir procedimientos específicos y mantener ciertos estándares de atención, aún es posible que se presenten errores. Cuando lo hacen, los pacientes y sus familiares son quienes sufren de las consecuencias devastadoras.

Kramer, Dillof, Livingston & Moore es un líder a nivel nacional en mala praxis médica. Desde 1940, hemos puesto primero las necesidades de los clientes, luchando siempre por el mejor resultado posible en todos los casos. Nuestras habilidades y dedicación a obtener justicia para personas lesionadas han llevado a una trayectoria de éxitos sin igual. Nuestros clientes, que incluyen a muchas víctimas de errores quirúrgicos, se han beneficiado de más de 120 veredictos de más de $1 millón de dólares y más de $1000 millones en acuerdos.

Desde el diagnóstico inicial hasta el cuidado posoperativo

Los errores suceden en cualquier punto del proceso quirúrgico. Los siguientes son ejemplos de errores quirúrgicos comunes:

· Cirugía innecesaria

· Errores médicos

· Cirugía en el lado equivocado

· Retirar el órgano equivocado

· Objetos extraños que permanecen en el cuerpo

· Perforación del intestino

· Cortar un órgano o una arteria, causando sangrado interno

· Errores con la anestesia

· Dejar sin vigilancia los signos vitales

· Uso de dispositivos médicos o implantes quirúrgicos defectuosos o averiados

· Infección causada por atención durante la operación, preoperativa o posoperativa.

Algunos de nuestros éxitos en el pasado a nombre de víctimas de errores quirúrgicos y sus familias incluyen:

· En 2015, Judy Livingston representó a una mujer de 38 años que sufría de diverticulitis, una enfermedad digestiva. La mujer acudió a un hospital de Brooklyn para una resección del colon y, al final de la cirugía, los médicos engraparon partes de la anatomía que no debieron haberse conectado. Justo antes de los alegatos finales ante el jurado, se llegó a un acuerdo por $5.4 millones.

· En 2013, Judy Livingston representó a una madre de 35 años de edad con dos hijas que acudió a un hospital de Manhattan para que le retirarán un quiste usando laparoscopia. Durante el procedimiento, el bisturí guiado por un robot perforó su aorta. Un jurado de Brooklyn otorgó un veredicto de $4 millones de dólares.

· En 2006, Tom Moore representó a una mujer de 37 años de edad que acudió a un hospital en Manhattan para someterse a una cirugía para liberar agua del cerebro. Durante el procedimiento, los médicos configuraron incorrectamente el nivel de una derivación, causando que la mujer sufriera daño cerebral. Un jurado del condado de Nueva York otorgó a la mujer $8.5 millones de dólares.

Las demandas de mala praxis médica pueden surgir de todo tipo de cirugías. Nuestro despacho está familiarizado con la gama completa de casos de errores quirúrgicos. Comuníquese con nosotros para recibir ayuda si usted o un ser querido están sufriendo debido a un error de un profesional médico. Nosotros ofrecemos una comprensión profunda no solo de la ley y de cómo plantear un caso complejo como el suyo, sino también de lo que está viviendo en este difícil momento. Llámenos sin costo y con completa confidencialidad. Envíenos un correo electrónico hoy mismo.