Parálisis cerebral/lesiones cerebrales

La parálisis cerebral es un trastorno neurológico provocado por una malformación o una lesión cerebral que ocurre durante el desarrollo del cerebro de un niño. La parálisis cerebral afecta principalmente el movimiento del cuerpo y la coordinación muscular. Si bien parálisis cerebral es un término general que se denomina comúnmente como PC y se describe como la pérdida o deterioro de la función motriz, este padecimiento de hecho es causado por daño cerebral. El daño cerebral es provocado a su vez por una lesión cerebral o por un desarrollo anormal del cerebro antes, durante o después del nacimiento.

La parálisis cerebral afecta el movimiento corporal, la coordinación y el tono muscular, los reflejos, la postura y el equilibrio. También puede tener un impacto en las destrezas motrices finas, las destrezas motrices gruesas y la función de la motricidad oral.

El diagnóstico puede ser devastador y abrumador para los padres, que deben comenzar a lidiar con la afección que su hijo presentará toda la vida. Las familias de niños cuya parálisis cerebral fue causada directamente por la negligencia de un médico tienen derecho a recibir compensación por sus gastos médicos, su dolor, su sufrimiento y cualquier gasto adicional asociado con adaptarse a las necesidades especiales del niño.

Muchos factores pueden causar daño o parálisis cerebral. Entre ellos se encuentran:

· Una infección no diagnosticada

· Privación de oxígeno (asfixia)

· Observación inadecuada de la madre o el hijo

· Uso inapropiado de Pitocina

· Parto prematuro

· Uso indebido de fórceps o ventosas durante el parto

· Demora en realizar una cesárea

Si su hijo tiene parálisis cerebral y sospecha que el médico u otro profesional de la salud es el culpable, es crucial que hable con un abogado que cuente con experiencia significativa en casos como el suyo. Kramer, Dillof, Livingston & Moore tiene una reputación a nivel nacional de experiencia y éxitos representando a familias que han sufrido lesiones relacionadas con el daño y la parálisis cerebral.

· Hace algunos años, Tom Moore representó a una niña que nació con hidrocefalia, una acumulación de líquido en el cerebro. Los médicos insertaron una derivación para drenar el líquido del cerebro al abdomen, pero no notaron que la derivación perforó su intestino. Esto provocó que una infección de E.Coli se trasladara a su cerebro, con efectos devastadores. Un jurado de Manhattan otorgó a la niña y a su familia $56,000,000 de dólares.

· En 2013, Tom Moore representó a la familia de una niña de 10 años que sufrió daño cerebral grave cuando los miembros del personal de un hospital no vigilaron correctamente el ritmo cardíaco fetal de la niña y en consecuencia no tomaron medidas correctivas. Un jurado del condado Suffolk les otorgó a Shannon y a su familia $130,000,000 de dólares.

· Hace algunos años, Tom Moore representó a la familia de un niño pequeño que sufre de parálisis cerebral debido a que ningún pediatra u obstetra lo examinó el día de su nacimiento. El bebé sufría de una infección por estreptococos que pasó desapercibida y no recibió tratamiento. El jurado otorgó un veredicto de $108,000,000 millones de dólares.

· En 2008, Tom Moore representó a los padres de un niño pequeño que resultó seriamente lesionado por un médico que utilizó incorrectamente los fórceps durante el parto. El niño quedó privado de oxígeno y la madre también sufrió lesiones significativas. Un jurado en Queens les otorgó a los padres $19,600,000 de dólares.

· Cuando el bebé "J" nació prematuramente, sufrió una fractura de hombro durante el parto. Los médicos de un hospital en Brooklyn no lo monitorearon cuidadosamente y el bebé J desarrolló ictericia, una espesamiento de la sangre y poco después sufrió un paro cardiorrespiratorio. El resultado fue daño cerebral, cuadriplejia y daño neurológico. Tom Moore se encargó del caso y el jurado otorgó al bebé J y a su familia $23,300,000 de dólares.

KDLM es un líder nacional en el derecho de mala praxis y lesiones personales, con una notable trayectoria en casos de bebés con daño cerebral. Hemos obtenido más de 120 veredictos que superan un millón de dólares y más de $1000 millones en acuerdos a nombre de nuestros clientes. Pongamos nuestra experiencia, recursos y reputación a trabajar para usted y su familia. Para hablar sobre su situación en privado, llame o envíe un correo electrónico a nuestro despacho.