Homicidio culposo

Perder a un ser querido puede ser una experiencia devastadora. Ya sea que suceda tras una enfermedad crónica causada por un diagnóstico tardío o por un serio accidente provocado por un conductor negligente, los familiares sobrevivientes probablemente enfrentarán conflictos emocionales y financieros.

Los abogados de Kramer, Dillof, Livingston & Moore se enfocan en casos de lesiones personales, mala praxis médica y homicidio culposo. Nos dedicamos a conseguir justicia, tranquilidad y seguridad financiera para nuestros clientes. El despacho es encabezado por los socios principales Judith Livingston y Thomas Moore, dos de los más reconocidos, exitosos y respetados abogados litigantes de los Estados Unidos. Ellos sientan la pauta, y establecen los más altos estándares, que le han permitido a nuestro despacho colocarse consistentemente entre los dos o tres mejores despachos de abogados para lesiones personales en Nueva York, y en todo el país. Los casos de homicidio culposo son particularmente difíciles para las familias. Si uno de sus seres queridos ha fallecido y usted cree que se debió a algún tipo de negligencia, descuido o mala praxis, hable con nosotros. Intentaremos ayudarle en su reclamación de homicidio culposo.

Históricamente, estudios han señalado que entre 44,000 y 98,000 muertes suceden cada año a causa de errores médicos previsibles. Un estudio publicado recientemente en el BMJ indicó que este cálculo subestimaba las cifras considerablemente. De hecho, el nuevo cálculo es que 250,000 muertes al año se deben tan solo a errores médicos.

Puede comunicarse con nuestro despacho por teléfono o al llenar nuestro formulario de contacto en línea.